FORGOT YOUR PASSWORD?

*

El Ajedrez en la escuela

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta
Suscribirse a esta lista por medio de RSS. Ver entradas etiquetadas toma de decisiones

¿POR QUÉ ES CONVENIENTE QUE EL AJEDREZ ESTÉ EN LAS ESCUELAS?
¿QUÉ BENEFICIOS ACARREA AL ALUMNADO LA PRÁCTICA DE AJEDREZ?


¿Qué puede aportar el ajedrez a las escuelas? ¿Por qué se incluye frecuentemente como actividad recomendable para los estudiantes? Son preguntas contestadas hace ya mucho tiempo, sobre las que se ha alcanzado un amplio consenso debido a las múltiples investigaciones y experiencias llevadas a cabo relacionadas con el ajedrez con el fin de comprobar capacidades, habilidades y valores de diferentes tipos que el ajedrez fomenta en aquellas personas que lo practican.

Podemos contestar a estas y otras preguntas relacionadas con el tema del ajedrez como herramienta educativa comentando algunas de las aportaciones que el ajedrez genera en quienes lo practican.

1. Mejora la capacidad de adaptabilidad: durante el transcurso de una partida se presentan múltiples situaciones inesperadas, que exigen al jugador adaptar sus estrategias de acuerdo a la nueva situación en el tablero de juego utilizando para ello diferentes tácticas.

2. Mejora el espíritu de ANÁLISIS y SÍNTESIS: el jugador de ajedrez se encuentra en cada jugada con la necesidad de contestar la amenaza del contrario y al mismo tiempo, a su vez, de amenazar algo. Pero son varias las respuestas posibles a la jugada anterior del contrario y varias las posibles amenazas propias. Tiene que analizar cada una y sintetizar cuál es la que mejor cumple todos los requisitos.

3. Aumenta la capacidad de atención: gran parte de nuestra vida mental consciente se basa en la atención. La atención se considera la "puerta de la memoria" de modo que la información que no reciba atención suficiente no se va a poder recordar cuando queramos traerla a la memoria. Muchos problemas de memoria son en realidad problemas por falta de atención. La persona que juega al ajedrez ejercita constantemente su atención, necesita estar atento a sus jugadas y planes. No sólo a los suyos sino también a las jugadas y planes del adversario.

4. Incrementa la capacidad de autocontrol: el trastorno por déficil de atención con o sin hiperactividad (TDA/TDAH) es uno de los trastornos más frecuentes en niños en edad escolar y también es frecuente en adolescentes. El TDAH es un trastorno de la conducta fruto de la combinación de diferentes factores, entre los que se encuentran tanto factores ambientales como genéticos, biológicos y psicológicos. El TDAH está presente en todas las zonas y culturas del mundo es más frecuente en varones (9%) que en niñas (3,3%), el ratio niño/niña es de 4.1 para el tipo hiperactivo-impulsivo y 2.1 para el tipo inatento.

Algunas características fundamentales son problemas de atención, impulsividad (cognitiva y del comportamiento) y exceso de actividad, debido a éstos síntomas, tienen dificultades de interacción social, problemas de comportamiento, relación en la familia y mal rendimiento escolar. Muchos de estos niños además presentan otros problemas psiquiátricos como trastorno oposicional o negativita desafiante, trastorno de conducta (hasta un 40%), y también depresión y ansiedad.

El juego de ajedrez reúne características tales que favorece el ejercicio y desarrollo de las aptitudes mentales: concentración de la atención, memoria (asociativa, cognitiva, selectiva, visual, etc.), abstracción, razonamiento, coordinación y combinación de variables y generación entre otras.
El ajedrez puede convertirse en un eficaz colaborador terapéutico, aprovechando la capacidad lúdica de los niños, implica una constante puesta a prueba de hipótesis que deberá verificar o descartar, supone la aplicación de estrategias en función de un objetivo a alcanzar, adquirir la experiencia directa de la relación medios-fines. En alumnos con trastornos con déficil de atención actuaría para establecer un pensamiento organizado favoreciendo la capacidad atencional y de autocontrol para reducir la impulsividad y la precipitación cognitiva.

5. Incrementa la autoestima y el afán de superación: cada partida es un nuevo reto para el jugador que intentará mejorar su habilidad para jugar cada vez mejor; así mismo, cada vez que gana una partida, aumenta su autoestima y valora su pericia en el juego. En el caso de perder contribuye a potenciar su autocrítica.

6. Desarrolla el razonamiento del cálculo: se entiende por "cálculo" en ajedrez la capacidad de visualizar y evaluar óptimamente, y también calcular más lejos, tanto táctica como posicionalmente.
Es otro de los valores que más se trabaja en ajedrez. Poder enseñar a alguien "a ver" (y con ello me refiero a que sin tocar las piezas sean capaces de combinar o ver los jaques que hay, encontrar el mate en 1, 2 o varias jugadas) es algo que cuesta mucho trabajo y es de una gran dificultad pero que da una alegría inmensa cuando se consigue.

7. Desarrolla la capacidad intelectual: La inteligencia es como los músculos, de tal forma que desde que nace, tienes definida tu capacidad muscular y tu capacidad intelectual.
Así, el ajedrez no aumenta tu inteligencia; pero sí desarrolla tu capacidad intelectual. Por eso se le llama el deporte ciencia.

Desde el punto de vista del desarrollo intelectual la capacidad del jugador de generar estrategias, si se puede decir que los niños que lo aprenden son más listos.
Efectivamente, el jugar ajedrez ejercita la mente al igual que si haces ejercicio. Si alguien no hace ejercicio se le hará bastante pesado hacer cosas sencillas como correr durante un corto tiempo o simplemente subir una escalera. Del mismo modo, si no ejercitas tu mente en actividades cognitivas se te hará cada vez más difícil razonar cosas simples y sencillas.

8. Fomenta el compañerismo: es un valor que tiene para mí una gran importancia porque para la buena convivencia en todos los ámbitos de la vida es necesario ser buena persona, llevarte bien con tus compañeros, ayudarles en lo necesario y no ser egoísta. El ajedrez competitivo no debe estar en las escuelas; por eso, hago muchos ejercicios en el que tienen que jugar por equipos. Pequeños torneos, durante la hora de recreo y siempre voluntario donde se mezclaban alumnos de todos los cursos, para que los más pequeños aprendiesen de los mayores y en que la puntuación que consiga es positiva tanto para ti como para la suma con tus compañeros. También solía hacer ejercicios por parejas en el que tienen que ponerse de acuerdo para decidir cuál es la respuesta correcta, todo siempre con buenos modales.

9. Aumenta la capacidad de concentración: una de las causas más frecuentes con las que se relaciona el fracaso escolar es la falta de atención y concentración de los estudiantes, una capacidad que se puede fomentar fácilmente con la práctica del ajedrez, ya que requiere por parte del jugador un alto grado de concentración y observación para desarrollar la partida adecuadamente. Una de las causas más frecuentes con las que se relaciona el fracaso escolar es la falta de atención y de concentración de los estudiantes, una capacidad que se puede fomentar fácilmente con la práctica del ajedrez, ya que requiere por parte del jugador un alto grado de concentración y observación para poder desarrollar la partida adecuadamente Tanto la atención como la concentración son unas de las capacidades que más rápidamente desarrolla el ajedrez en quienes lo practican.

10. Favorece el control emocional: durante el desarrollo de una partida de ajedrez se requiere de un alto grado de control emocional. Un jugador de ajedrez no se puede dejar llevar por la ira o la frustración ante una mala jugada, pues podría no recuperarse y perder la partida. Ante una mala jugada propia el ajedrecista debe actuar de forma fría y calculadora para que su oponente no lo perciba y definir una nueva estrategia para sobreponerse al error. No debe estar continuamente recordándose por qué hizo esa mala jugada, eso es ya pasado; tiempo tendrá después de analizarla y comprobar por qué jugó así, ahora debe pensar en el presente.
El ajedrez permite al niño aprender a controlar sus sentimientos de frustración ante la derrota y convertirlos en energía positiva para enfrentar el próximo reto superando los errores cometidos.

11. Favorece la creatividad: se puede definir la creatividad como la habilidad de ver las cosas bajo una nueva perspectiva e inventar luego soluciones nuevas, originales y eficaces. La creatividad es una actitud que todos las personas poseemos, más o menos desarrolladas para producir ideas y soluciones nuevas. Desde que nace el ser humano tiene la capacidad de crear.

Tanto la imaginación como la creatividad son aptitudes que existen desde que nacemos; pero para formar una personalidad creativa e imaginativa es necesario poner al alcance de los niños los medios e instrumentos necesarios para su desarrollo. La pedagogía actual considera al niño como creador. Ahora se tiene más en cuenta la importancia del mundo interno del niño, sus sentimientos, pensamientos y la forma de expresarlos. El contenido interno del individuo es muy rico, no sólo sabe cosas sino que las siente, lo que le hace capaz de expresarse y, por lo tanto crear. Desde la escuela podemos fomentar la creatividad estimulando en los alumnos la imaginación, la fantasía y la curiosidad. La práctica de ajedrez favorece la creatividad.

12. Incrementa la disciplina y tenacidad: el ajedrez es un juego de estrategia, planificación, ingenio y paciencia; está considerado como deporte-ciencia y todos los practicantes deben tener una disciplina, no sólo en los entrenamientos sino también durante el juego. El ajedrecista debe "saber estar"

13. El reconocimiento de las emociones ajenas o empatía: en el ajedrez es muy importante comprender la estrategia y las diferentes tácticas del oponente e interpretar sus emociones para anticiparse a su estrategia y acciones.

14. Aumenta la capacidad de imaginación: la imaginación es uno de los grandes tesoros de la infancia. Promover el desarrollo de la creatividad de los niños es esencial para ellos, ya que esta capacidad tan significativa que relacionamos con niños les ayuda a expresarse por sí mismos, a desarrollar su pensamiento abstracto y, también, será primordial a la hora de resolver problemas y de relacionarse mejor con los demás a lo largo de toda su vida. Las actividades creativas, como dibujar o encontrar una solución original y eficaz a un problema, motivan a las personas, las hacen sentirse orgullosas de sí mismas, les ayudan a pasar un buen rato, a disfrutar de la belleza del arte e incluso aportan sentido a sus vidas.

En el ajedrez no es suficiente con responder a las jugadas del oponente o tratar de seguir patrones de jugadas estudiadas o practicadas previamente. A fin de lograr ventajas claras sobre su oponente el ajedrecista debe imaginar posiciones distintas a las que está presente en el tablero en ese momento y definir estrategias que le permitan llegar a ellas.

15. Favorece la iniciativa: durante la partida, algunas veces tienes que defender y otras veces debes tomar la iniciativa de atacar. El ajedrez enseña a los alumnos más tímidos a ser revulsivo y tomar iniciativa.

16. Desarrolla el razonamiento lógico matemático: está demostrado que el razonamiento y el proceso de análisis utilizado en el juego de ajedrez es muy similar al que se usa en las matemáticas y, por lo tanto, su práctica puede ser beneficiosa para mejorar las aptitudes matemáticas de los alumnos.

17. Ejercita la memoria: ya sea la memoria a corto plazo, para recordar los movimientos que se han desarrollado durante la partida, o a largo plazo, para no olvidar otras partidas jugadas. La multiplicidad de alternativas con que se encuentra el jugador de ajedrez tiene como resultado una mejora en su capacidad de retener y recordar datos en su mente.

18. Aumenta la capacidad de observación: la observación es una herramienta clave para armar una táctica de ajedrez. No sólo se debe observar las piezas de su adversario sino las propias, analizando objetivamente y de forma realista. Durante la observación el alumno no debe hacer planes, debe limitarse solamente a analizar los pros y los contras de cada pieza, resaltando las posibilidades y limitaciones de cada una. Muchas veces podemos descubrir opciones a favor que por lo general pasarían desapercibidas.

19. Favorece el orden: ser ordenado es esencial para cualquier persona. En el colegio y para todo buen estudiante ser ordenado con sus apuntes, libros y material escolar, en general, es algo fundamental para que puedan aprender correctamente todo lo que se les enseña. Por eso, con el ajedrez intento que siempre tengan sus piezas bien colocadas, que cuiden el material, que recojan con cuidado las piezas y las ordenen en las bolsas de material correctamente.

20. Favorece el razonamiento espacial: es la habilidad para visualizar objetos mentalmente. Visualizar el tablero en su conjunto. Conocer el color de las casillas. Deducir si una casilla pertenece a una determinada diagonal, fila o columna.

21. Ayuda a aprender a reflexionar, planificar y prevenir: en cada movimiento el jugador debe reflexionar sobre todas las jugadas posibles y los ataques que puede recibir de modo que pueda anticiparse a las respuestas del contrario y tener prevista con antelación todos los posibles ataques y defensas.

• la práctica de ajedrez ayuda a aprender, a reflexionar, planificar y prevenir ya que en cada movimiento el jugador debe reflexionar sobre todas las jugadas posibles y los ataques que puedas recibir, de modo que pueda anticiparse a las respuestas del contrario y tener previstas con antelación las posibles líneas de juego.

Se pueden distinguir varias etapas.

1. Identificación del problema.
2. Desarrollo de alternativas.
3. Elección de la alternativa más conveniente.
4. Ejecución del plan.

22. Mejora la capacidad de resolución de problemas y toma de decisiones: durante la partida el jugador de ajedrez se enfrenta a multitud de problemas que debe resolver, analizando todas las situaciones posibles y eligiendo la más adecuada.

23. Responsabilidad y toma de decisiones: saber ganar y saber perder: durante la partida el jugador de ajedrez se enfrenta a distintos problemas que debe resolver, analizando todas y cada una de las soluciones posibles y eligiendo la más adecuada, incluso muchas veces bajo presión de límite de tiempo para tomarlas
A los alumnos, a través del ajedrez, les enseño que en la vida se toman miles de decisiones diarias. Por eso, con una partida ellos saben que tienen la obligación de mover por turnos y por tanto de tomar una decisión en cada jugada. Si además, consigo como deben de razonar y considerar el porqué una jugada si y otra no. El valor de la responsabilidad en sus actos y sus decisiones irán aumentando sin casi darse cuenta y, al menos, conseguiremos que, por ejemplo, que antes de: contestar mal, pegarle a un compañero, tirar las piezas o cualquier otra acción negativa piense en las consecuencias y actúe correctamente.

Hoy todos sabemos que el tomar decisiones es una de las cosas más difíciles, por eso enseñar ajedrez educativo correctamente es algo que puede mejorar nuestra vida y la los demás para hacer un mundo mejor.

24. Fomenta el trabajo en equipo y colaboración: a pesar de ser un juego individual, en ajedrez existen torneos que se juegan en equipo. Nosotros debemos impulsar el trabajo en equipo bien haciendo torneos o bien jugando en grupo de 4 ó 5 niños consultándose entre ellos, para que los alumnos que más saben enseñen a los que menos saben, aprendiendo éstos de aquéllos.

El ajedrez competitivo debe estar fuera de las escuelas. Para eso existen los clubes de ajedrez. Lo que se puede hacer en las escuelas o lo que yo hacía en C.E.I.P. Marpequeña (Telde, Gran Canaria) era lo siguiente: todos los alumnos desde 1º de Primaria hasta 6º que supiesen "jugar", y voluntariamente, participaban en un torneo durante la hora del recreo procurando que en cada equipo de unos seis o menos jugadores tuviesen cada uno de ellos de todos y de cada uno de los cursos de Primaria. Elegidos los capitanes, que serán los encargados de comprobar que la partida se haya jugado y de anotar los resultados. Con esto no sólo se fomentaba el compañerismo sino también la responsabilidad de jugar, al menos, una vez por semana.

25. Sentido de transparencia: en el ajedrez se requiere el seguimiento y cumplimiento de una serie de reglas cuyo incumplimiento no es aceptable y es penalizado. Tampoco el jugador puede echarla la culpa a nadie de sus errores. Son sus propias capacidades y acciones las que determinan su acierto o error. El alumno debe aprender a ser honesto e íntegro consigo mismo y con los demás. El tramposo no existe en ajedrez, excepto con los ordenadores o móviles.

Los niños respetan con más facilidad las reglas de un juego que las de la clase. En el grupo de clase, cuando un niño desobedece las reglas de un juego los demás se enfadan; en cambio, cuando un niño se manifiesta secreta y abiertamente contrario a alguna norma o decisión impuesta por parte de algún profesor, los demás, en general, lo respaldan.

PALABRAS CLAVES: Transparencia, tramposo, trabajo en equipo, colaboración, toma de decisiones, saber ganar y saber perder, resolución de problemas, razonamiento espacial, memoria, razonamiento lógico matemático, imaginación, empatía, creatividad, control emocional, concentración, capacidad intelectual, autoestima, autocontrol, atención, análisis y síntesis.

Visitas: 7065
0
TOP