FORGOT YOUR PASSWORD?

*

El Ajedrez en la escuela

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta
Suscribirse a esta lista por medio de RSS. Ver entradas etiquetadas Jugar a la ciega

Publicado por en en General

JUGAR A LA CIEGA III

      Jugar a la ciega 15   Zukertort (1842-1888) batió el récord anterior al jugar contra dieciséis rivales en 1876.

        Jugar a la ciega 20Pillsbury (1872-1906). En el año 1902, cuando contaba con 30 años de edad y durante el Torneo de Hannover, Pillsbury, se enfrentó a 21 rivales durante 12 horas, con un resultado de: 3 victoria, 11 tablas y 7 derrotas. Un año más tarde, en Moscú, batió su propio record jugando contra veintidós jugadores con este resultado: 17 victorias una perdida y 4 empates. Éste puede ser considerado el mayor esfuerzo que se ha realizado en la historia del ajedrez a la ciega, sobre todo teniendo en cuenta que también jugó a whist, (predecesor del bridge), y que repitió una lista de palabras "complicadísimas" que le habían sido comunicadas horas antes.  Algunas de las palabras que mostraban a Pillsbury durante su exhibición son éstas:  antiphlogistine, periosteum, takadiastase, plasmon, ambrosia, Threlkeld, streptococcus, staphylococcus, micrococcus, plasmodium, Mississippi, Freiheit, Philadelphia, Cincinnati, athletics, no war, Etchenberg, American, Russian, philosophy, Piet Potgelter’s Rost, Salamagundi, Oomisillecootsi, Bangmamvate, Schlechter’s Nek, Manzinyama, theosophy, catechism, Madjesoomalops. (Por cierto, falta una para completar las treinta, que ha debido perderse por ahí. Por lo visto ni siquiera las hemerotecas compiten con Pillsbury en capacidad mnemónica.             

        Jugar a la ciega 16 Reti (1889-1929), fue el siguiente que batió el record anterior, jugó contra 24 jugadores en Haarlem en 1919 con 12 victorias, 3 derrotas y 9 empates en 7 horas y media.

         Jugar a la ciega 17En 1921 Breyer (1893-1921), bate el record al jugar contra 25 jugadores en Kaschau, ganando 15, perdiendo 3 y empatando 7 juegos.

         Fue el gran Alekhine (1892-1946), quien rompió el récord en 1924 al jugar contra 26 tableros, todos ellos grandes jugadores, a la clausura del torneo de Nueva York. Después de 11 horas de extrema actividad mental salió con 16 Jugar a la ciega 19victorias, 5 perdidas y 5 empates, a pesar de que los rivales eran de los jugadores más fuertes de Estados Unidos como: Steiner y Kashdan. Tres años más tarde, batió su propio record, en París, jugando contra 28 jugadores. El resultado fue el siguiente: 22 partidas ganadas, 3 perdidas y 3 tablas.

         En 1925, nuevamente Richard Reti aumentó el número a 29 en Sao Paulo, 21 victorias, 2 perdidas y 6 empates.

         Jugar a la ciega 21George Koltanowski (1903-2000), consiguió en 1931 batir el record en Amberes, jugando contra 30 tableros. Ganó 20, empató 10 y no perdió ninguna.

         Alekhine volvió a jugar contra 32 en Chicago, en el año 1925 con 19 victorias, 4 derrotas y 9 empates.

         Regresó Kaltanowsky (1903-2000), estableció el récord del mundo en Edimburgo, el 20 de septiembre de 1937, jugando contra 34 simultáneamente. El resultado fue de 24 victorias y 10 tablas. En 1960 superó su propio record jugando contra 56 tableros, ganado 50 y empatando 6.

         Otra especie de milagro, difícil de comprender, fue obrado por Jacques Mieses en el año 1943, en Londres. A la tierna edad de ¡¡78 años!! jugó 5 partidas simultaneas a la ciega con el resultado de 2 victoria y tres empates. ¡¡¡Parece algo paranormal que un cerebro en el final de sus días pueda rendir a un nivel tan espléndido!!!

         El récord se veía imposible de superar, pero llegó Najdorf (1910-1997), de origen polaco y nacionalizado argentino. En 1947 jugó contra 40 rivales a ciegas, después visito Sao Paulo para enfrentar a 45 rivales y después de 23 horas y media de juego logró el buen resultado de 39 victorias, 2 derrotas y 4 empates. Si alguien pensaba que ese récord duraría por siempre, estaba equivocado.

           Jugar a la ciega 22 La exhibición de simultáneas a ciegas comenzó el 25 de enero a las 21 y finalizó al día siguiente a las 19.40. La dimensión es tal en dicha exhibición que no es extraño afirmar que poseía una memoria realmente muy prodigiosa. En concreto, si se analiza la exhibición debe tenerse en cuenta que para Najdorf significó retener 1440 posiciones, 2880 escaques y cerca de 1800 jugadas.

         Otro hecho a tener en cuenta fue una exhibición simultánea (pero no a ciegas como las anteriores mencionadas) que realizó en la ciudad de Bahía Blanca, Buenos Aires, Argentina, contra 222 tableros. Doscientas dos victorias, doce empates y ocho perdidas.

         Una anécdota interesante relata que Najdorf se encontraba de viaje y un pasajero se le acercó y lo saludó. Entablaron una conversación pero lamentablemente Najdorf no podía recordarlo; sin embargo, el pasajero le relató que él participó en la mencionada exhibición simultánea y luego de que Don Miguel Najdorf le preguntase el tablero en el que tuvo participación, pudo recordar exactamente la partida y el momento en el cuál le dio jaque mate.

Najdorf comentó:"Frente al tablero no existe el apellido, sólo cuenta la posición".

        

         Janos Flesch (1933-1983), maestro Internacional húngaro jugó contra 52 rivales también en exhibición simultanea a ciegas jugó durante 12 horas y logró 31 victorias, 3 derrotas y 18 empates. Su record no está reconocido porque parece ser que consultó algunas jugadas.

          Finalmente, el privilegio de ostentar el record vigente en la actualidad corresponde a George Koltanowski, marca lograda en la ciudad de San Francisco el 13 de Diciembre de 1960, jugando contra 56 rivales a la vez. Koltanowski venció en 50 partidas e hizo tablas en las 6 partidas restantes. Se había estipulado que Koltanowski tendría sólo 10 segundos por jugada y la sesión duró un total de 9 horas y 45 minutos. Valorar el mérito de este récord no es sencillo, ya que los rivales no eran de entidad.

         Todos estos records deben valorarse en su justa medida, un punto importante a tener en cuenta es la calidad de los rivales a lo que se enfrentan los maestros, a veces el número de contrincantes es alto, pero si son simples aficionados la dificultad disminuye.  

      Programa televisivo.

         ¿ Podrán romper este récord? El tiempo lo dirá.

Visitas: 2568
0

Publicado por en en General

JUGAR A LA CIEGA II

      Jugar a la ciega 1   El ajedrez tiene muchas facetas. Existe desde luego, el de competición, en donde con ciertos límites en el tiempo de reflexión se intenta ser mejor que los demás. Hay muchísimas modalidades de ajedrez rápido: a una hora, media, quince minuto o cinco.

         Además de esto, existen ciertas modalidades en ajedrez cuyo fin primordial es hacerlo un juego espectacular. Una de ellas es el juego simultáneo. Se trata, en este caso, de que un fuerte ajedrecista juegue contra 20, 25 o más jugadores a la vez. La mecánica es muy simple. Cada jugador juega en un tablero y cuando el maestro (que por lo general lleva blancas), llega frente al aficionado, hace su jugada y éste tiene todo el tiempo que tarda el primero para regresar a su mesa y pensar su movimiento. Lo ejecuta, el maestro responde y así va tablero tras tablero. 

        Jugar a la ciega 10 Jugar a la ciega es la modalidad del ajedrez más espectacular que existe. El ajedrez a la ciega resulta sorprendente e incomprensible a primera vista, se juega sin poder ver el tablero ni las piezas y el jugador se vale simplemente de su mente para ir transmitiendo cada jugada.

         El aficionado observa ensimismado como el maestro retiene la posición en su mente como si pudiese ver las piezas, cada jugada parece realizada a través de unos pases mágicos y resulta difícil comprender como un ser humano puede lograr recordar y calcular tantas variantes a la vez. 

         Pero esto es sólo la punta del iceberg. Lo habitual es jugar sesiones de simultaneas, donde se juegan varias partidas al mismo tiempo. Pero la dificultad sigue en aumento, ya que todos los rivales de la sesión juegan viendo sus piezas en sus respectivos tableros.

         Jugar a la ciega 9Según algunos historiadores en el año 700 vivió en el Medio Oriente un juez llamado Bin Jubair (665-714) al que se le considera el primer especialista en el ajedrez a la ciega.

         Otro jugador destacado de esta modalidad fue Said Ben Yugair Al Kufi falleció en el año 820.

         En el año 970 un viajero griego llamado Joseph Techelebi, sorprendía a la audiencia con una increíble habilidad para jugar a la ciega.

         En 1266 un jugador llamado Bizzeca jugó tres partidas a la vez en Florencia.

         Ruy López (1540-158), Alfonso Cerón (1535-¿...?), Leonardo da Cutri (1552-1597) y Paolo Boi (1528-1598) deslumbraron a los cortesanos al vencer a sus rivales sin mirar el tablero.

           Jugar a la ciega 8 El juego a la ciega no es nada sencillo, exige un esfuerzo descomunal y no todos son capaces de soportarlo. Un ejemplo muy ilustrativo es el de Kermur de Legal (1702-1790), considerado el mejor jugador del mundo en su época, que sólo llegó a jugar una partida a la ciega en su vida y quedó tan agotado que prometió no volver a disputar otra jamás.

            La notoriedad del ajedrez a la ciega se extendió como un reguero de pólvora gracias a otro jugador francés: Andre Danican Philidor (1726-1795). Sus exhibiciones en el café de La Régence eran seguidas por auténticas multitudes y fue reclamado en distintos países para realizar simultaneas.Cuando en 1783, el gran Philidor jugó tres juegos a ciegas, tuvieron que firmar los testigos ante un notario público para constatar que fue verdad, ya que creían que las generaciones venideras no lo creerían.

       

De la hazaña de Philidor los periódicos de la época comentaron:

 

      Jugar a la ciega 11   Un periódico informó el 8 de mayo de 1783 con ocasión de una representación de ajedrez a ciegas del francés:

 

“Ayer, el Sr. Philidor dio en el club de ajedrez de St. James Street una de esas maravillosas demostraciones, por las cuales tanto se le admira. Jugó tres partidas distintas al mismo tiempo sin mirar los tableros...... Para aquella persona, que entiende algo de ajedrez, la realización de las capacidades del Sr. Philidor debe de significar como unas de las mayores proezas para las cuales un cerebro humano está en condiciones....”(citado en el libro de Susanna Poldauf: “Philidor: Una combinación única entre el ajedrez y la música”, Berlín, Editorial Exzelsior, pág. 96).

 

También el “Morning Post” del 28 de mayo 1782 publicó maravillado:

 

“Esta representación, al mismo tiempo muy interesante y sorprendente, parece sobrenatural y merece, sin duda alguna, ser transmitida como prueba de la fuerza del cerebro humano”(cita Poldauf, pág. 97).

 

El periódico londinense “World” incluso destaca el rendimiento de Philidor en el juego a ciegas como“un fenómeno de la historia de la humanidad, que debe considerarse como uno de los mejores ejemplos del espíritu y de la memoria humana”(cita en Poldauf, pag. 100).

 

Mientras tanto Denis Diderot un buen amigo de Philidor y uno de los más celebres intelectuales de aquellos tiempos, no estaba impresionado y advirtió a Philidor de los peligros del juego a ciegas:

 

“Si Ud. ha jugado estas tres partidas sin verlas, sin que existiese por su parte un interés crematístico para Ud., tengo que decirle, que: ‘Estaría dispuesto a perdonarle, si Ud. hubiese recibido por ese esfuerzo unas 500 o 600 guineas; pero arriesgar su inteligencia y talento para nada, esto es simplemente incomprensible’”.(cita en Poldauf, pág. 103).

 

http://www.tabladeflandes.com/frank_mayer/frank_mayer80.html

 

       Jugar a la ciega 13  Pero las hazañas de Philidor quedaron en el olvido con la llegada de otro genio: Paul Morphy (1837-1884). El estadounidense jugó 6 partidas a la vez en 1858 (New Orleans), hazaña superada al poco tiempo por Louis Paulsen (1833-1891), que jugó 8. Morphy batiría esa marca acto seguido con 10 partidas. Éste fue el comienzo de una gran rivalidad entre los maestros, buscando el record de más partidas disputadas a la vez.

 

         

         Con nuestros alumnos podemos realizar este ejercicio.

Jugar a la ciega Les mostramos el diagrama, dejamos que lo visualicen durante un cierto tiempo. Después quitamos las piezas del tablero y les haremos algunas de las siguientes preguntas.

a) ¿Qué piezas blancas se han movido?

b) ¿Qué piezas negras se han movido?

c) ¿Qué tipo de enroque han hecho las blancas?

d) ¿Qué piezas blancas están amenazadas?

También podemos realizar el siguiente e interesante ejercicio:

Los alumnos forman dos grupos. Cada grupo se asigna un color. Se colocan en el tablero mural tantas piezas como alumnos haya por cada grupo. Se deja que se visualice durante un corto espacio de tiempo. Los alumnos del grupo de las blancas, deben memorizar dónde están cada pieza, lo mismo el grupo de las piezas negras. Se nombran dos capitanes, que serán los encargados de ir al mural y preguntar a cada compañero de su grupo que diga la posición que ocupaba una determinada pieza de su color. Gana el equipo que más acierto consigue. ¡¡¡Se penalizará con un punto al equipo en el que algún alumno haga comentarios durante el juego, que indiquen al compañero una pista sobre la localización que ocupaba la pieza en cuestión!!

Visitas: 2928
0

Publicado por en en General

JUGAR A LA CIEGA I

A la ciega 2Hay muchas razones por la cuales el ajedrez debe estar en las escuela.  http://www.elajedrezenlaescuela.com/index.php/el-blog/entry/veinticico-razones-por-las-cuales-el-ajedrez-debe-estar-en-las-escuelas

Una de ella es que Aumenta la capacidad de imaginación:la imaginación es uno de los grandes tesoros de la infancia. Promover el desarrollo de la creatividad de los niños es esencial para ellos, ya que esta capacidad tan significativa que relacionamos con niños les ayuda a expresarse por sí mismos, a desarrollar su pensamiento abstracto y, también, será primordial a la hora de resolver problemas y de relacionarse mejor con los demás a lo largo de toda su vida. Las actividades creativas, como dibujar o encontrar una solución original y eficaz a un problema, motivan a las personas, las hacen sentirse orgullosas de sí mismas, les ayudan a pasar un buen rato, a disfrutar de la belleza del arte e incluso aportan sentido a sus vidas.

               A la ciega 1 En el ajedrez no es suficiente con responder a las jugadas del oponente o tratar de seguir patrones de jugadas estudiadas o practicadas previamente. A fin de lograr ventajas claras sobre el oponente, el ajedrecista debe imaginar posiciones distintas a las que está presente en el tablero en ese momento y definir estrategias que le permitan llegar a ellas.

       A la ciega 4 El psicoanalista germano-estadounidense Erich Fromm, (1900-1980), comenta:

         "Ajedrez: Una actividad donde los problemas deben ser resueltos: con la razón, con la imaginación y con la conciencia. Una necesidad de realizar, de que lo que se hace tenga impacto, despierte interés y sea objeto de una respuesta de los demás. El principio de efectividad se hace presente por el amor y el trabajo productivo."

         A la ciega 6El senador nacionalista vasco durante su intervención en el debate sobre una Proposición No de Ley encabezada por Marcelino Galindo de Coalición Canaria en los años 90 argumentaba:

         "Algún autor dice que el ajedrez no sólo es juego: es paciencia, es técnica, es ciencia, arte, imaginación y de combinaciones ilimitadas.”

         Beniamín Bliumenfeld, (1884-1947), aconsejaba a sus discípulos con esta palabras:

         "Antes de realizar la jugada por la que os hayáis decidido, mirar el tablero con ojos de principiante, no vaya a ser que llevados por la imaginación a esferas más elevadas, dejéis de ver que allí hay un mate.”

         David Bronstein nos dejó esta hermosa frase:

         "El ajedrez es imaginación

         Mijaíl Tal comenta:

         "Lo mismo que nuestra imaginación se agita por la sonrisa de una muchacha, así la imaginación se agita por las posibilidades del ajedrez."

         José Raúl Capablanca certifica:

         "En ajedrez cuando juegas con un jugador fuerte las dos armas disponibles para vencerlo deben ser la lógica y la imaginación

         Según la RAE, "imaginación es la capacidad de formar en la mente imágenes o representaciones de cosas o personas reales, irreales o imaginarias".

         Dentro de las actividades o prácticas recomendables para los niños que juegan al ajedrez puede estar el ajedrez a ciegas, aunque sería importante recordar algunas consideraciones muy importantes:

  • Jugar una partida de ajedrez a ciegas supone un esfuerzo considerable.
  • No es recomendable realizar esta práctica con excesiva frecuencia.
  • Así mismo no es recomendable realizar esta práctica hasta que no se tenga un nivel elevado del sistema algebraico.

         Veamos algunas actividades que se pueden realizar previamente en las que se practica el pensamiento y cálculo a la ciega.

El tablero

 

 

 Para los más pequeños podemos realizar esta actividad. Con este forma de presentar el tablero debemos preguntar a nuestros alumnos de qué color es una determinada casilla. Más adelante haremos preguntas sin tener este referencia de modelo.

 

 

JUEGO DE ACERTAR EL COLOR DE LAS CASILLAS

http://www.elajedrezenlaescuela.com/index.php/el-blog/entry/juego-de-acertar-las-casillas

JUEGO DECUBRIR EL CODIGO

http://elajedrezenlaescuela.com/index.php/el-blog/entry/juego-de-descubrir-el-codigo

JUEGO DE ACERTAR LA POSICIÓN

http://www.elajedrezenlaescuela.com/index.php/el-blog/entry/actividades-con-los-alumnos-juego-de-acertar-la-posicion

JUEGO DE LA POSICIÓN CON EL TABLERO.

  1. Poner una posición en el tablero. (Pocas piezas y si es posible mate en uno, más tarde mate en dos y así sucesivamente)
  2. Dejar un tiempo prudencial, un par de minutos, para que los alumnos resuelvan el problema plateado.
  3. Escribir cada alumno en su cuaderno la solución.
  4. Intercambios de cuaderno.
  5. Comprobar resultados.

JUEGO DE LA POSICIÓN SIN EL TABLERO

  1. Leer la posición.
  2. Plantear el problema.
  3. Dejar transcurrir un tiempo.
  4. Escribir resultados en su cuaderno.
  5. Intercambiar cuadernos.
  6. Comprobar resultado.

Pero no olvidemos nunca que el esfuerzo que se realiza en este tipo de ejercicios es considerable, y por tanto, no se debe abusar de su incorporación dentro de los métodos de entrenamiento con niños y jóvenes.

Visitas: 3679
0

HISTORIA DEL CAMPEONATO DEL MUNDO DE AJEDREZ XIIPrincipio del formularioHISTORIA

Los Campeonatos oficiales

Mijaílm BotvinnikMijaíl Botvinnik tenía derecho a un match de revancha y recuperó su corona el 13 de mayo de 1961 venciendo a Mijaíl Tal.

Dos años más tarde, en 1963, se celebra el Campeonato Mundial de Ajedrez. Fue un encuentro entre en retador Tigran Petrosian de la Unión Soviética y su compatriota y campeón defensor Mijaíl Botvínnik. El primer juego empezó el 23 de marzo y el último el 20 de mayo proclamándose vencedor Petrosian y convirtiéndose noveno campeón del mundo.

Tigran Petrosian nació en Tbilisi, Georgia, el 17 de septiembre de 1929 y falleció el 13 de agosto de 1984 en Moscú. Desde pequeño le encantaba los juegos de mesa o de cartas. No le gustaba perder. Sin embargo, no descubrió el ajedrez hasta bastante tarde; fue a los doce años, cuando en un campamento de vacaciones, un chico de sus misma edad le enseñó a jugar. Petrosian siempre se lamentó de no haber tenido la oportunidad de haber aprendido a más temprana edad.

Tigran Petrosian ICuando contaba tan sólo 14 años de edad se quedó huérfano ya que sus padres fallecieron durante la Segunda Guerra Mundial. La noticia de la muerte de sus padres le llegó cuando estaba jugando un torneo de ajedrez y al no saber qué hacer siguió jugando la partida. Tuvo una adolescencia muy difícil, ya que para poder salir adelante y mantener a sus hermanos tuvo que ocupar el duro trabajo que tenía su padre que no era otro que el de portero en el Club de Oficiales de Tbilisi. Así consiguió seguir ocupando la habitación destinada a la portería y ganar un poco de dinero para mantener a sus hermanos. Tuvo que vivir rodeado de adversidades y se las tuvo que ingeniar para tratar de solucionarlas, por lo que se volvió precavido y racional, cualidades que trasladó al ajedrez.

Morphy jugando a la ciegaEn estos primeros años era muy aficionado a jugar a la ciega, ya que pensaba que esto le ayudaría a progresar con más rapidez. Más tarde las autoridades soviéticas prohibirían esta disciplina por considerarla perjudicial para sus jugadores, al desgastar en exceso mente y cuerpo. Esto hizo que Petrosian no volviese a practicar una disciplina que dominaba con facilidad.

En 1944 fue seleccionado fue seleccionado para representar a Georgia en el Campeonato Juvenil de la URSS, y no desaprovechó la oportunidad: sorprendió a todos y se alzó con su primer gran triunfo. A partir de aquí se dedicó también exhaustivamente a estudiar la obra de José Raúl Capablanca y Aron Nimzowitsch, que tuvieron gran influencia en él.

Tigran Petrosian IIEn 1946 se trasladó a Armenia, donde se produjo un hecho muy positivo para su carrera: conoció a Genrikh Kasparyan, quien se convirtió en su entrenador. Ese mismo año se convirtió en Campeón de Armenia, y empezó a competir en los campeonatos de la URSS.

En 1947 volvió a cambiar su ciudad de residencia, instalándose en Moscú, donde se quedaría ya de forma definitiva. Este mismo año consigue el título de Maestro Internacional.

Tigran Petrosian IIISus comienzos en el ajedrez fueron irregulares, alternó actuaciones mediocres con algún resultado brillante, como su 2º puesto en el Campeonato de la URSS de 1951. Nada hacía presagiar el caudal de éxitos que llegarían unos años después. Fue en el año 1952 cuando su nombre saltó a la primera plana mundial, con su 3er puesto en el Interzonal de Saltsjöbaden, Suecia, lo que le daba una plaza para el torneo de candidatos. En dicho torneo concluyó en 5º lugar y le sirvió para obtener el título de GM.

Todo parecía indicar que Petrosian estaba definitivamente lanzado hacia la elite del ajedrez, pero a lo largo de toda la década de los 50, apenas consiguió hacer progresos. Sus resultados eran buenos, pero no brillantes. De esta época apenas se puede salvar su victoria en el Campeonato de la URSS de 1956.

Este estancamiento no se rompió hasta 1959, cuando alcanzó el triunfo en el Campeonato de la URSS. Al año siguiente, y de forma bastante autoritaria, se impuso en el torneo de Candidatos de Curaçao, con medio punto de ventaja sobre Paul Keres y Efim Geller. Botvinnik sería su siguiente obstáculo, esta vez con el título mundial en juego.

Tigran Petrosian IVY llegó el gran momento para Petrosian, la posibilidad de entrar para siempre en el Olimpo de los campeones del mundo del ajedrez.  La primera partida, en la que Tigran fue una sombra de sí mismo, fue un duro golpe para él. Sin embargo, a partir de esa derrota Petrosian se quitó de encima el miedo escénico y siguió jugando, esta vez acorde con su estilo: pacientemente, sin precipitaciones... Muchas partidas finalizaron en tablas, algo lógico teniendo en cuenta el sólido estilo de ambos jugadores. Pero el tramo final fue dominado por el aspirante, tal vez debido al agotamiento de un envejecido Botvinnik, en esta fecha contaba con 52 años. que consiguió el triunfo final holgadamente.

Así, pues Tigran Petrosian se convirtió en 20 de enero de 1963 en el noveno campeón oficial del mundo de ajedrez.

Botvínnik, quien ya no tenía el derecho de jugar un match revancha, anunció que se retiraba definitivamente de la lucha por el título.

Tres años después, en 1966, Petrosian puso en juego su título. El aspirante, un compatriota con mucho talento: Boris Spaski. El encuentro estuvo igualado de principio a fin, pero finalmente el campeón logró retener su corona por sólo un punto de ventaja. El juego de Petrosian resultó sorprendente, ya que en varias partidas combinó con brillantez y éxito. El propio Spaski se mostró sorprendido por el estilo táctico de su rival a lo largo del match.

En el Torneo de Candidatos de 1969 el ganador fue Boris Spaski, lo que le permitía enfrentarse de nuevo a Tigran Petrosian por el título en juego. Spaski había progresado en gran medida. Bajo la influencia de su nuevo entrenador, Alexander Tolush, había mejorado su juego táctico y Petrosian nada pudo hacer ante el completo estilo de su rival.

Tigran Petrosian VEl 17 de junio de 1969 Boris Spaski, a la edad de 32 años, se convierte en el décimo campeón del mundo.

En 1971 Petrosian volvió a tener de nuevo la oportunidad de convertirse en candidato, tras superar en las semifinales a Víctor Korchnoi, pero en su camino se cruzó el ciclón Bobby Fischer, quien venía de arrasar por 6-0 a Bent Larsen y a Mark Taimánov. Si bien Tigran logró poner freno temporalmente a esa marcha triunfal del americano, en la segunda mitad del match también sucumbió ante él.

De ahí en adelante, Petrosian continuó compitiendo en torneos de élite, e incluso podría decirse que sus resultados mejoraron tras haber perdido el título. San Antonio 1972, Las Palmas 1973, Ámsterdam 1973, o el Campeonato de la URSS de 1975, fueron algunos de los éxitos más sonados de esta época. Su inesperada muerte, en 1984, le alcanzó cuando aún podía considerársele un fuerte jugador en activo.

Boris Spaski vs Tigran Vartanovich Petrosian

Boris Spaski vs Tigran Vartanovich Petrosian

Campeonato del mundo de 1969

La partida terminó de la siguiente forma:

1.- El caballo se coloca en "e4". El caballo se coloca en "h5".

2.- La dama ataca en "g6". El peón captura al caballo.

3.- El caballo ataca en "g5". Las negras rinden.

Visitas: 3870
0
TOP